¿Por qué no nos dejan trabajar desde casa?

Un periodista valenciano, David Blay Tapia escribe una guía sobre cómo trabajar desde casa. David Blay nos transmite sus experiencias y conocimientos para poder teletrabajar con éxito. En su libro, “¿Por qué no nos dejan trabajar desde casa? (2014)”, nos muestra los beneficios que nos aporta el teletrabajo y nos enseña con ejemplos reales aspectos muy importantes a tener en cuenta para trabajar desde casa. En el libro se analiza el incremento de contrataciones de autónomos (Freelance) y defiende la necesidad de ciertos cambios de paradigmas en torno a la competitividad.

Desde OpenMart Telework Innovation recomendamos esta excelente guía para trabajar en casa.

Aquí te dejamos un enlace por si estás interesado… [Ver Libro]

“En un contexto de crisis, en el que resulta complicado pensar en incrementos de retribuciones, las empresas puede ofrecer a sus empleados un ‘salario emocional’, permitiéndoles mejorar su tiempo de ocio y familiar con un trabajo desde casa”, explica Blay en declaraciones a EFE.

“Pero para ello deben cambiar el paradigma: no pueden medir la productividad por horas, sino por objetivos, algo que no es tan complicado y que ya se hace con los departamentos comerciales desde hace años. Lo que debe desterrarse es el ‘presentismo'”, añade.

La propuesta, considera este emprendedor valenciano, beneficia a ambas partes: los empresarios pueden ahorrar costes fijos como dietas, kilometraje o gastos de oficina y “tener contenta a su gente”.

“Las grandes empresas de recursos humanos aseguran que las contrataciones ‘freelance’ subirán un 60 % el año que viene y que será una tendencia imparable. Además, el trabajo por objetivos y la conciliación de la vida familiar contribuyen enormemente a retener el talento”, explica este periodista.

“Actualmente existe una concepción errónea del teletrabajo. Algunas empresas mandan a sus empleados a trabajar a sus domicilios con un programa que controla que hagan exactamente los mismos horarios que en la oficina. Es absurdo, porque se cometerán los mismos errores que suceden en una oficina cuando se ha acabado de trabajar y se pasa el tiempo en las redes sociales, alargando el almuerzo o saliendo a fumar un cigarro tras otro”.

Por ello, Blay insiste en que, “obviamente, no todos los trabajos pueden hacerse desde casa, pero muchísima gente podría elegir hacerlo, e incluso mejoraría la calidad de vida de las ciudades, al realizar menos desplazamientos en coche y disponer de más tiempo para hacer deporte”.

[Leer noticia original…] (Español)

lavanguardia.com

Leave A Comment

Uso de cookies

Utilizamos las cookies de Google Analytics para realizar medición y análisis estadístico de la navegación de nuestros visitantes y mejorar así nuestra oferta de productos y servicios. Al navegar por nuestra web, entendemos que aceptas su instalación. Política de cookies. CERRAR